www.artesanialos8gatos.com

Tipos de Agujas Para Enfieltrar

Como hemos comentado en post anteriores, la lana se puede enfieltrar o afieltrar de diferentes maneras, hoy vamos a centrarnos en la técnica del fieltro en seco con aguja. Para ello es primordial conocer los diferentes tipos de agujas que podemos necesitar, y que cuando pongamos en marcha nuestros proyectos tengamos las herramientas necesarias.

Las agujas para el fieltro artesano son diferentes de las convencionales. tienen unas pequeñas muescas o púas que realizan la función de entrelazar las fibras de la lana para crear el fieltro.

Como veremos, para cada fase de nuestro proyecto de fieltro artesano, hay una aguja específica, que dependiendo de su forma y su calibre nos facilitará la tarea y lograremos mejores acabados.

Es importante saber que cuánto mayor sea el número del calibre de la aguja esta será más fina. Los calibres más usuales son 32, 36, 38, 40 y 42, siendo más gruesa la del 32 y la más fina la del 46.

Calibres de las Agujas:

Extra gruesa: Calibre 32

Gruesa: Calibre 36

Media: Calibre 38

Fina: Calibre 40

Extrafina: Calibre 42 al 46

Cuándo el calibre es más grueso (32-36-38), la lana enfieltra más rápido, pero las marcas de sus agujeros se notan más. Se suelen utilizar para hacer la base de los proyectos, y las de calibre más fino (40-46) para el acabado final y los detalles.

También existen herramientas, mangos o soportes, que nos permite colocar una o varias agujas. Cuando trabajamos con más agujas, el enfieltrado es más rápido, y cuando trabajamos con una sóla, es más lento pero mucho más preciso.

Formas de las Agujas:

Agujas Triangulares: Son las más conocidas y utilizadas, tienen tres hojas o caras en forma de triángulo, con púas espaciadas de forma regular en diferentes puntos de las mismas. Son aptas para todos los proyectos.

Agujas de Estrella: Tienen cuatro hojas, en forma de cruz. Sus púas suelen empezar más cerca de la punta, lo que las hace especialmente buenas para pequeños detalles en la superfície, como los ojos. Penetran más en la lana, sin dejar grandes agujeros.

Agujas de corona: Son triangulares también, pero sólo tienen una púa en cada cara, en la punta de la aguja. Estupendas para trabajos superficiales y detalles.

Agujas Invertidas: Con estas agujas se logra que las fibras vayan en la dirección contraria que con las agujas convencionales. Se suelen utilizar para hacer acabados "peludos", como por ejemplo una melena de león, un gato persa...

Agujas en Espiral: Gracias a su forma, estas agujas enfieltran más profundo y más rápido. No quedan marcas ni agujeros en la superficie final, son ideales para cubrir la lana base con la lana final del proyecto, para hacer pequeños detalles y para pulir la superficie.

Antes de terminar, quiero agradecer su colaboración a Artesanía Ducam, que nos ha proporcionado parte de la información para realizar este post, el cual espero os guste y resulte de utilidad.


Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información